Otro periodismo

Buscar

Arte y salud en los hospitales

"El poder de creación del arte es un recurso de salud mental"

A partir de la idea de que el encierro sólo sirve para recluir y silenciar, conversamos con trabajadores de la salud mental. Laura Lago coordina el taller artístico de la Casa de Pre Alta, en la ciudad de La Plata, y Néstor Costa, que brinda talleres de música y literatura en Libremente, de Temperley. Ambos centros proponen una mirada alternativa a la rehabilitación de enfermos mentales. Alejandro Irurzun, desde su experiencia en el Grupo Red, nos ofrece una mirada sobre la desmanicomialización. Signos vitales en una sociedad que sigue discriminando al paciente psiquiátrico. por María laura Fernández

Laura va... Todos los días cruza la ciudad desde el este, desde la proximidad del río. Su aspecto longilíneo, vital, hace pensar que no tiene más de 30 años. Camina rápido, erguida. Sus dedos largos también caminan. El cuerpo entero se mueve en Laura, aun cuando está quieta. Es como si se estirara en gestos, más allá de las palabras. Laura va y la risa va con ella. También la mirada honda, sensible.

Laura es actriz. Nació y estudió en La Plata. Forma parte del elenco de Babilonia del Taller de Teatro de la Universidad Nacional de La Plata. Es, además, profesora de juegos dramáticos. Durante años vivió en Necochea, cerquita del mar, donde se dedicó a la actuación, a la pintura y trabajó duro en el Hospital Neuropsiquiátrico Domingo Taraborelli y profundizó sobre el arte y la salud. Vio la marginación del enfermo psiquiátrico y arrimó su arte. Desplegó sus dotes actorales, su entusiasmo. Ella aprendió, también. Aprendió que "el loco", por su comportamiento queda fuera del horizonte de la normalidad vigente y que la ciencia médica, las profesiones, la sociedad muchas veces han rechazado al paciente en su lugar de sujeto.

"Loco, enfermo mental, paciente psiquiátrico, paranoico, demente, poseído, discapacitado mental, deficiente, ido, iluminado son nombres que han marcado distintos límites históricos y sociales etiquetando a los que en algún momento quedan por fuera del discurso compartido. La concepción que se tenga del sujeto determinará la competencia profesional en los asuntos de salud mental. La llamada locura excede las categorías de pobre y de marginado social. Y la pregunta por el sujeto en su padecimiento y singular estructura debería hacerse más allá de la pobreza y el analfabetismo funcional de los llamados pacientes psiquiátricos. Es responsabilidad de quienes trabajamos en salud mental preguntarnos por esta cuestión que quema pero que también ilumina", explica Laura.

-¿Cómo lograste incorporar tu aporte desde el arte en un hospital?

-Empecé en el 2001 en Necochea, gracias a que el director del Neuropsiquiátrico Domingo Taraborelli apostó al profesor de arte incorporado a la planta del personal. En La Plata fue gracias a un equipo interdisciplinario que creyó en el arte como puente que sitúa al sujeto en una relación diferente con respecto a su malestar y a la creación.

Además de su aporte original en el Hospital Neuropsiquiátrico de Necochea, Laura intervino en jornadas de residentes, participó en talleres de teatro independiente que fundó con otros actores, pintó y se enamoró de un necochense que se radicó en La Plata. Fue allí cuando pidió su pase al hospital de la ciudad de las diagonales en el 2006. Desde entonces coordina el Taller artístico de Pre Alta "El Cisne del Arte".

-¿Por qué arte y psicoanálisis?

-El taller se hace eco de la mirada del psicoanálisis acerca del sujeto como sede de un saber compatible con la realidad compartida o un saber que no ha encontrado aún un modo de circular y de entrelazarse con otros. Lo que encontré en el psicoanálisis es un marco para pensar a la vez el sujeto del arte y el sujeto del padecimiento. Me formé en la metodología de las acciones físicas y en esa línea la lectura psicológica y social es parte de la técnica a aprender. El teatro habla, dice sobre las anomalías de los personajes. El arte todo habla de lo humano, de las condiciones últimas de existencia de lo humano, de lo que a pesar de todo nuestro esfuerzo no encaja ni en el orden de la máquina ni en el orden de la naturaleza.

(La nota completa en la edición gráfica de Sudestada Nº 97 - abril 2011)

Comentarios

Sudestada
Autor

Sudestada

El colectivo de Revista Sudestada esta integrado por Ignacio Portela, Hugo Montero, Walter Marini, Leandro Albani, Martín Latorraca, Pablo Fernández y Repo Bandini.