Otro periodismo

Buscar

Dossier

La historia de Sólo Fútbol

Diez años atrás dejaba de existir la única revista que se dedicó a cubrir todas las categorías del fútbol argentino. Menos glamorosa que El Gráfico pero más popular en el interior del país, Sólo Fútbol marcó una época y fue referencia obligada para varias generaciones de lectores. Opinan Carlos Correa, Fernando D' Addario y Adolfo Morales.

El 15 de julio de 1985, aparecía una revista de la que todo el mundo futbolístico hablaría. Una revista que el futbolero de ley estaba necesitando. Una revista que marcaría un antes y un después en las publicaciones deportivas que por esa época se editaban en el país.

Con la Goles ya desaparecida y un El Gráfico que, a pesar de conservar algunas plumas de nivel, se alejaba cada vez más de lo que en un pasado había representado; el momento para que surgiera una publicación que incluyera a la mayoría de los equipos del país era el propicio. Y ese momento fue para Sólo Fútbol, una idea de Edgardo Martolio -a través de la editorial Sineret-, fanático de las estadísticas que venía de trabajar en las revistas Racing y Nuestro Ascenso, entre otras.

En sus orígenes su slogan decía: "La mejor revista para el mejor deporte", luego cambió para ser "La revista que más sabe de fútbol". Aparecía los lunes a la noche en la Ciudad de Buenos Aires y en la semana en el resto del país.

Nunca en la historia del periodismo gráfico de este país una revista que se dedicara pura y exclusivamente al fútbol hizo el trabajo semanal que hacía Sólo Fútbol.

Sergio Castillo, su último editor periodístico, señala: "Fue revolucionaria porque apuntó a todos aquellos que jamás habían sido tenidos en cuenta por los medios masivos: el fútbol del interior, el internacional, el ascenso, las inferiores... recuerdo que cubríamos hasta la quinta de Primera D... eso fue algo que sedujo absolutamente al fanático del fútbol. Y fue una escuela de periodistas, porque realmente trabajaron tantos, y muchos de ellos hoy se destacan en otros medios".

Sólo Fútbol logró algo que tampoco nadie había hecho hasta esos años: universalizar el fútbol, es decir, darle entidad a equipos que no tenían lugar en la sección deportiva de los diarios ni en las "grandes" publicaciones deportivas. ¿Qué revista editada en la capital iba a publicar el póster de Belgrano de Santa Rosa de La Pampa, Deportivo Patagones, Germinal de Rawson, Almirante Brown de Arrecifes o Sarmiento de Formosa? ¿Qué publicación daría información semanal sobre el Torneo del Interior donde nombres como Deportivo Aviación de El Tabacal, Atlético Chicoana de Cerrillos, Instituto Tráfico de Frías o El Linqueño de Lincoln comenzarían a conocerse en el resto del país?...


(La nota completa en la edición gráfica de Sudestada Nº85 - Diciembre 2009)

Comentarios

Autor

Walter Marini