Otro periodismo

Buscar

Lío Messi para chic@s

Una pulga la lleva atada al pie

Ahí está, lleva la pelota al pie. Pique corto, eléctrico. La mirada gacha, amaga y gambetea a uno, a dos, a tres. Surca el campo de juego y lleva la pelota como si fuera un mago, pegada a su pie zurdo. Parece que vuela. Entonces, enfrenta al arquero y frena un segundo. Piensa, elige y patea… ¡Gol

Edición Especial N° 25

Lío Messi para chic@s

Colección para chic@s

Comprar edición impresa

Sumario

Compartir Articulo

Ahí está, lleva la pelota al pie. Pique corto, eléctrico. La mirada gacha, amaga y gambetea a uno, a
dos, a tres. Surca el campo de juego y lleva la pelota como si fuera un mago, pegada a su pie zurdo.
Parece que vuela. Entonces, enfrenta al arquero y frena un segundo. Piensa, elige y patea… ¡Gol
de Messi! ¿Cuántas veces hemos visto, vos y nosotr@s, a Messi metiendo un golazo, abriendo los
brazos para salir a festejar, asomando apenas una sonrisa de felicidad? Tenemos suerte: somos
contemporáneos a este fenómeno del deporte mundial. Somos testigos, vos y nosotros, de sus
jugadas, de sus gambetas, de sus piques. Pero detrás de cada gol, de cada récord, de cada título
conseguido, está la historia de un pibe rosarino, inquieto, tímido y chiquito físicamente, que
desplegaba su talento en los potreros y que soñaba con jugar al fútbol en un club de primera
división. Por esa razón, te proponemos contarte la historia de Lío desde que era una pulguita,
desde que empezó su romance interminable con la pelota, desde aquellos picados con sus primos
y vecinos en el barrio. Y contar la historia de Lío es detenerse, también, en sus desafíos y en los
obstáculos que pudo superar: un problema hormonal que no le permitía crecer con normalidad, un
viaje al otro lado del mundo detrás de una oportunidad, el enorme reto que significó probarse en
un club como el Barcelona, la decisión de jugar con la camiseta argentina…
Acá está, apenas des vuelta esta página, la historia de Lío. Te invitamos a descubrirla y a disfrutarla,
como cada vez que lo vemos, vos y nosotros, hacer alguna de sus maravillas con la pelota.

Comentarios

Autor

Vanesa Jalil

Autor

Hugo Montero