Otro periodismo

Buscar

Relatos en primera persona

Contala como quieras

El único modo de comprender la profunda dimensión de un abuso, es padecerlo en carne propia o escuchar un testimonio directo. No hay vuelta atrás desde esa voz que emerge de la tristeza, de la angustia, del daño, de la bronca, de la injusticia, del delito incluso, para poner en palabras emociones que nos dejan marcadas de por vida. Por esa razón, el ejercicio de escuchar es transformador: se transforma la que cuenta, se transforma la que escucha. Después de testimonios, como los que publicamos en estas páginas, ya nada puede ser igual.

No nos callamos
Por Delfina Tremouilleres


Adriana Toporovskaja es víctima de violencia de género hace más de un año. Su ex pareja la amenaza y la persigue. Y a sus tres hijas también. Intentó matarla. La insulta y la denigra. Yo, a través del periodismo, pude contar su historia. El día que salió mi artículo, Adriana me llamó emocionada y no paraba de agradecerme. Pensé que si reaccionaba así por eso, no podía imaginar cómo iba a hacerlo cuando la Justicia hiciera algo por ella. Me di cuenta de que no había podido dimensionar cuán importante es tener voz cuando siempre estás silenciada. Cuando todavía cuesta denunciar el machismo –y sobre todo, en los medios hegemónicos–. Cuando el foco está siempre en la víctima. Cuando nos enseñan a callarnos. Cuando da miedo hablar. Si todavía hay gente que se pregunta para qué luchamos, les digo: para poder gritar.



La denuncia
Por Alicia Chamorro


Un día como hoy, hace dos años, me encontraba en los tribunales de Lomas de Zamora declarando en la causa de Ornella Ragno, una chica asesinada en febrero de 2012 en manos de mi ex novio. Puedo recordarme temerosa. Si cierro los ojos y me concentro bien en cómo fue ese momento, aún siento la angustia y la incertidumbre envolviéndome.
Tuve que contarle al fiscal cada una de las atrocidades que pasé con ese individuo, que se resumieron en cinco hojas firmadas y selladas. "La original se va a adjuntar a la causa y la copia te la quedás vos", me dijeron. Ya se había dado un gran paso para que la causa de Ornella se pusiera en movimiento.
A lo largo de todo este camino me fui cruzando con muchas personas que, al igual que yo, pasaron por situaciones similares o muchísimo peores. En cada una había mucha sed de justicia. Gracias a ellxs descubrí que cuando unimos todas nuestras fuerzas podemos llegar a lograr cosas increíbles.
Ya pasaron dos años de lucha. Festejamos que el 12 de marzo de 2018 será el juicio por Ornella. Ella estará presente en cada una de nuestras voces exigiendo la verdad y la justicia que se merece.



Miedo al miedo
Por María Belén Ancarola


La noche del 4 de agosto yo estuve, inusualmente, pegada al televisor: habían encontrado el cuerpo de Anahí Benitez, una chica de 16 años que desapareció el 21 de julio en Lomas de Zamora, la localidad donde vivía. Que, por cierto, era muy cercana a mi casa. Cuando confirmaron que era ella sentí la misma angustia de siempre, mezclada con impotencia y miedo. A las horas, mis amigas de siempre me hablaron para marchar al día siguiente. Entendí que la manifestación era la única forma de canalizar esa angustia. Y un montón de gente sentía lo mismo que yo: el dolor ajeno también es nuestro, y en las movilizaciones somos la voz de las que ya no pueden gritar más.
Los días pasaron difíciles. Las cuadras que separaban mi casa de donde tenía que ir las hacía corriendo. Siempre que salgo tengo miedo de que no me dejen volver, pero en ese tiempo el temor se sintió más fuerte. Cuando se hacía tarde y llegaba a casa pensaba "una noche más", agradecida.
Otra vez mis hermanas me ayudaron a entender que no puedo dejar de hacer lo que quiero, que nacimos para ser libres y no merecemos que nada nos impida serlo. Nos cuidamos entre nosotras. Sabemos que si algún día alguna llega a faltar el resto va a gritar. Así como lo hacemos siempre por cualquier injusticia....


(La nota completa en la edición gráfica de Sudestada... ¿Por qué publicamos apenas un fragmento de cada artículo? Porque la subsistencia de Sudestada depende en un 100 por ciento de la venta y de la confianza con sus lectores, no recibimos subsidios ni pauta alguna, de modo que la venta directa garantiza que nuestra publicación siga en las calles. Gracias por comprender)


Comentarios

Sudestada
Autor

Sudestada

El colectivo de Revista Sudestada esta integrado por Ignacio Portela, Hugo Montero, Walter Marini, Leandro Albani, Martín Latorraca, Pablo Fernández y Repo Bandini.