Otro periodismo

Buscar

Sin fronteras. Husni Abdel Wahed

"La voluntad del pueblo palestino es inquebrantable"

La lucha de los presos políticos palestinos, la represión de Israel y la constante derechización de su sociedad y el nuevo panorama que se abre en Medio Oriente con la administración Trump, son algunos de los temas que aborda Husni Abdel Wahed, embajador de Palestina en Argentina en esta entrevista con Sudestada.

"La esperanza siempre nos acompaña, porque un pueblo sin esperanza sería un pueblo sin vida", dice Husni Abdel Wahed, embajador de Palestina en Argentina. El diplomático –nacido en un campo de refugiados en Jericó, la ciudad más antigua del planeta, que aún sigue habitada y que data de más de diez mil años–, se refiere a la huelga de hambre que se desarrolló durante abril y mayo en las cárceles israelíes. Alrededor de 1.500 presos políticos palestinos sostuvieron la medida de fuerza durante 41 días en demanda de mejores condiciones dentro de las prisiones. Las palestinas y los palestinos encarcelados ni siquiera reclamaron por su libertad, demanda justa si las hay; solamente pidieron a las autoridades israelíes mejores condiciones de vida, la posibilidad de utilizar teléfonos públicos para llamar a sus familiares o extender el tiempo de visita. Porque llegar hasta una cárcel israelí a visitar a un preso palestino es una odisea que pocas veces se ha visto en el mundo. El territorio palestino, fragmentado, militarizado e inundado de check points (puestos de control), convierte un viaje de apenas unos kilómetros en varios días de maltratos, agresiones, detenciones arbitrarias y abusos antes de compartir unos minutos con los presos.
"Hay que recordar que no es la primera huelga que realizan los presos políticos palestinos. En 1967, Israel ocupó la Franja de Gaza, Cisjordania, incluido Jerusalén oriental, y la primera huelga de hambre fue en 1968. Y esto ha sido cíclico", recuerda Wahed en esta entrevista con Sudestada, en la que también hablará sobre el reciente viaje del presidente estadounidense Donald Trump a Medio Oriente, del impacto de las protestas palestinas en la sociedad israelí y del futuro de un pueblo que desde 1948, con la creación del Estado de Israel, fue despojado de casi todos sus derechos básicos.
"Siempre repito que cuando uno escucha hablar de una huelga de hambre de presos políticos lo primero que viene a la mente es que demandan su libertad –reflexiona el diplomático–. Y qué lejos estamos de eso en el caso de Palestina, porque ni siquiera pueden tener el lujo de exigir su libertad, sino que demandan cosas elementales".



***



Luego de más de un mes de huelga de hambre, los presos políticos lograron que el gobierno del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se comprometiera a cumplir el 80 por ciento de los reclamos. Cuando se inició la medida de fuerza, la administración de Tel Aviv fustigó a los presos y dejó en claro que no permitiría un acuerdo. Gilad Erdan, ministro israelí de Seguridad Interior, declaró que los prisioneros palestinos son "terroristas y asesinos encerrados que reciben lo que merecen y no tenemos razones para negociar con ellos". Aunque las denuncias contra el sistema penitenciario israelí se acumulan en los despachos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Erdan argumentó que "no hay razón para darles beneficios adicionales a los que ya tienen". En la misma tónica, el 18 de abril el ministro israelí de Inteligencia y Transportes, Yisrael Katz, publicó en su cuenta de Twitter que la "única solución" frente a la huelga de hambre era "ejecutar a los terroristas".
En la actualidad, Israel mantiene prisioneros a 6.500 palestinos, de los cuales 62 son mujeres y 300 menores de edad. Del total de presos políticos, 500 se encuentran bajo el régimen extrajudicial de la detención administrativa, por la cual el Estado israelí puede mantener encarcelados a los palestinos sin acusaciones formales ni permitir que vean a sus abogados, además de extender la detención por un tiempo ilimitado. Como si fuera poco, entre los detenidos se encuentran trece diputados palestinos a los cuales, por supuesto, Israel no les respetó su derecho a ejercer el cargo luego de ser elegidos en comicios democráticos en 2006...


(La nota completa en la edición gráfica de Sudestada... ¿Por qué publicamos apenas un fragmento de cada artículo? Porque la subsistencia de Sudestada depende en un 100 por ciento de la venta y de la confianza con sus lectores, no recibimos subsidios ni pauta alguna, de modo que la venta directa garantiza que nuestra publicación siga en las calles. Gracias por comprender)

Comentarios

Autor

Leandro Albani